Eventos, Forums, Viajes

ESCALERAS A LA BIBLIOTECA

 

No es ninguna metáfora. Es una realidad. Para llegar a la biblioteca Jesus Nazaret (del Barrio Popular nº2  en la Comuna 1)  se debe subir por una peligrosa escalera de mano que se echa por la borda del segundo piso.

Así pude dar mi charla, encaramándome por la escalera y hablando a voz en grito para luchar contra el barullo de la calle, las motos y las obras que se colaban por las paredes sin puertas a medio  levantar. 

 

 

Y ahí los tenéis, contra el paredón y con la ilusión en sus rostros. La otra cara del Medellín europeo. La imagen viva de esos barrios populares llamados comunas que se extienden por los cerros y cubren el horizonte de chabolas levantadas con cuatro maderos, encaramadas a los precipicios y agarradas a las tierra con desespero.

 

Pobreza, sí, pero dignidad y por encima de todo esperanza. Esos chicos esperan cada día que su animadora suba la escalera de madera  y les ofrezca libros y cuentos.  Devoran con avidez historias de un mundo lejano, que desconocen pero intuyen,   y  son listos como el hambre. 

 

 

 

 

 

A su lado me siento desautorizada. Es posible que a sus pocos años sepan más acerca de la vida que todo lo que yo he averiguado en medio siglo.

 

Esa vez he sido yo quien les he escuchado a ellos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *